Ruinas de herejía
20:49 | Author: Pabs
He aprendido a darle un rumbo nuevo a mi vida y mis silencios
a esta intensa sinfonía que me venía partiendo los huesos,
no estoy hablando de un nuevo comienzo
sino de reparar lo viejo y renovarlo con tiempo

En estas ruinas de palacios y doctrinas
llenas de un viejo año, añejo de tiempo,
se fueron volando como la arena en el desierto
los acordes insomnes de la tempestad y el viento

Dentro de un abismo donde solo había frío y dolor
he mirado la verdad y encontrado el amor
se posaron con delicadeza y calor,
llenándolo todo de un renovado ardor

Las runas antiguas predijeron
explosiones y declives con tonadas grises,
porque en esa relación vacía entre la distancia y la agonía
queda mucho por decir y construir todavía

Hasta hoy la mitad de lo visto eran ruinas de herejía
que coartaban el rumbo y no mostraban salida,
contra esos maleficios, artilugios y hechizos
esta noche me consagro a ser feliz y olvidar mis delirios

Sin importar antaño y sin negociar con el pasado,
miro el caos interno con el que me he casado,
pero a la llegada de la soledad con su luna menguando
me divorcio del sufrimiento por primera vez rezando

Este cuerpo que latía por los lamentos
vivía y seguía disfrutando en los recuerdos,
ahora después de haberme quedado sin aliento
inhalo y exhalo para vivir de lleno

Siempre indagando en los pensamientos y pensando
solía ir de la mano con mis caprichos y pecados,
hoy canto al viento y canto sonriendo
porque he resurgido después de tanto esfuerzo

Recuerdo el primero de marzo cuando te fuiste de mi lado,
recuerdo el trece de febrero que fue cuando terminamos,
ustedes se fueron y sólo me había quedado
observando las noches recostado a mi costado

Después de haber padecido miles de silencios
los amo, los lloro y todavía les rezo,
porque todavía necesito que se proyecten en mis adentros
para no perder lo que he rescatado de mis sueños

Sin embargo hoy les agradezco
todos sus múltiples y sinceros besos,
aunque ahora me resulten ajenos
ya no me siento roto y no tengo miedo

En esas ruinas de herejía me consumí en la agonía
a la voz, al espíritu y a lo que recordaba de sus cuerpos,
aún así les aseguro que vivirán en mis adentros,
porque los he amado como a nadie y son parte de este templo.


This entry was posted on 20:49 and is filed under , , . You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

3 comentarios:

On 17 de octubre de 2010, 21:06 , K-United dijo...

Leo esto y es como leer a alguien que está entrando en una etapa de superación de muchas cosas que lo tenían encadenado desde su pasado. De una u otra forma no se ha despegado de el, sin embargo lo que aún queda es un sentimiento cálido, mas no de sufrimiento y oscuridad que revuelca su alma bajo el pensar de ello. Es bonito leer cosas asi y ver como dibujan en uno una sonrisa, pues viene de una persona q uno aprecia y q uno se preocupa son cosas q a uno, aunque no sea el afectado, lo hacen sentir bien también, como una felicidad ajena.

 
On 18 de octubre de 2010, 16:12 , JCVH dijo...

Awwww, el amor!! Como si uno no fuera suficientemente loco, lo hace a uno perder el poquito de cordura que le restaba.. Pero que lindo sentimiento o estado o emocion.. Me gustó mucho el poema y, como ya te dije, me alegro mucho del nuevo rumbo que toma tu camino, uno donde la oportunidad a sonreír siempre está latente.. Gracias por compartirlo!! Un abrazo.. =0)

 
On 18 de octubre de 2010, 19:42 , caminantenohaycamino dijo...

Me encanta... siento mucho camino andado, mucha vida vivida y aprendida. Me parece fantástico dejar el sueño de que se puede comenzar de cero y reconocer que la vida está hecha - casi siempre - de reparaciones, de retomar rumbos dejados, de desandar y volver a andar caminos conocidos, que nos han decepcionado y que al verlos de nuevo le descubrimos un color nuevo, un sabor diferente... En la vida siempre valen segundas oportunidades y siento que has descubierto que son lo que más enseña, aunque vuelva a fallar, aunque vuelva a doler...Me encanta